¡Llamenos tocando aquí!

Ley de Propiedad Horizontal – 13.512

LEY 13.512
Buenos Aires, 13 de octubre de 1948
B.O.: 18/10/48
Ley de Propiedad Horizontal.
Art. 1 – Los distintos pisos de un edificio o distintos departamentos de un mismo piso o
departamentos de un edificio de una sola planta, que sean independientes y que tengan salida a la
vía pública directamente o por un pasaje común, podrán pertenecer a propietarios distintos, de
acuerdo con las disposiciones de esta ley. Cada piso o departamento puede pertenecer en
condominio a más de una persona.
Art. 2 – Cada propietario será dueño exclusivo de su piso o departamento y copropietario sobre el
terreno y sobre todas las cosas de uso común del edificio, o indispensables para mantener su
seguridad. Se consideran comunes por dicha razón:
a) los cimientos, muros maestros, techos, patios solares, pórticos, galerías y vestíbulos comunes,
escaleras, puertas de entrada, jardines;
b) los locales e instalaciones de servicios centrales, como calefacción, agua caliente o fría,
refrigeración, etcétera;
c) los locales para alojamiento del portero y portería;
d) los tabiques o muros divisorios de los distintos departamentos;
e) los ascensores, montacargas, incineradores de residuos y, en general, todos los artefactos o
instalaciones existentes para servicios de beneficio común.
Esta enumeración no tiene carácter taxativo.
Los sótanos y azoteas revestirán el carácter de comunes, salvo convención en contrario.
Art. 3 – Cada propietario podrá usar de los bienes comunes conforme con su destino, sin
perjudicar o restringir el legítimo derecho de los demás.
El derecho de cada propietario sobre los bienes comunes será proporcionado al valor del
departamento o piso de su propiedad, el que se fijará por acuerdo de las partes o, en su defecto,
por el aforo inmobiliario, a los efectos del impuesto o contribución fiscal.
Los derechos de cada propietario en los bienes comunes son inseparables del dominio, uso y goce
de su respectivo departamento o piso. En la transferencia, gravamen o embargo de un
departamento o piso se entenderán comprendidos esos derechos y no podrán efectuarse estos
actos, con relación a los mismos, separadamente del piso o departamento a que accedan.
Art. 4 – Cada propietario puede, sin necesidad de consentimiento de los demás, enajenar el piso o
departamento que le pertenece, o constituir derechos reales o personales sobre el mismo.


Visite nuestra
Área de Contacto
Camara Argentina de a Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias Data Fiscal Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires